BIENVENIDOS A TODOS LOS AMANTES DE LAS LETRAS

Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de mis escritos, gracias por vuestra visita...

lunes, 7 de noviembre de 2011

Cuando Una Madre Deja De Querer A Un Hijo






Cuando una madre deja de querer...
Sin previo aviso
Y asumiendo de ante mano
Todas las consecuencias del mismo,
El hijo queda sumido en la desesperación más absoluta,
Donde como un castillo de naipes cae su corazón a pedazos
Y su alma queda destrozada irreversiblemente,
Cayendo en un profundo agujero negro
Del cual no sabe a ciencia cierta si saldrá del paso.
Cuando una madre dejar de querer...
A uno de sus hijos
La amargura se apodera de los sentidos
Y la tristeza le da cobijo bajo sus alas
En una pena amarga y desgarrante,
Cuando una madre deja de querer a un hijo
Queda un gran vacío y el llanto se hace eterno
En el silencio de un querer fingido durante algunos años.



Safe Creative #1203260580254 



© Rosana Martí
(Todos los derechos reservados)



31 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Me cuesta tanto entender que se pueda dejar de querer a un hijo...
Por mucho daño que te haga.
Un texto duro, Rosana.
Besos, linda.

Winnie0 dijo...

He visto casos...extremos...y el amor de la madre hacia el hijo siempre perduró!!! Un beso

Aradia dijo...

Que triste cielo...soy madre y no entiendo como dejar atrás ese sentimiento que por lo menos yo daría todo por mis niñas....pero es la realidad y lo has plasmado muy bien en tus bellas letras, cuando dejan un bebe en un contenedor tirado, me hiela el alma, bueno mi niña que he vuelto y te agradezco que siempre estés ahí dándome tu cariño, no sabes como me ayuda a seguir adelante, te quiero mucho amiga y me alegro que sigas escribiendo porque lo haces como los ángeles....besitos con mi ternura...

Neuriwoman dijo...

El rechazo de un ser querido es muy dificil de superar, pero cuando es de una madre nos resulta realmente incomprensible. Quien no lo da todo por un hijo, no quiere a nadie ni a si mismo.

Un beso muy grande.

elisa...lichazul dijo...

una madre que deja de querer a un hijo es porque nunca le tuvo amor
asi de radical
nunca lo deseo (traerlo al mundo)

una madre no deja de amar
cuando el instinto se desarrolla
es algo demasiado visceral para dejar de hacerlo o sentirlo

besitos y buena semana

Saudades8 dijo...

Rosana, espero que sea ficción aunque sé de algunos casos en que los hijos, ya sea por droga o por otros motivos hacen la vida para los padres un infierno.

Un fuerte abrazo

MAJECARMU dijo...

Rosana,tu poema nos llega muy hondo.En este mes de noviembre,mes de reflexión deseamos de corazón,que la providencia alivie el pesar del hijo y dé a la madre el amor que necesita y que algún día lamentará no haber tenido...
Te dejo mi abrazo grande y mi ánimo siempre,amiga.
FELIZ SEMANA.
M.Jesús

Pluma Roja dijo...

Cada hijo hace un lugar en el corazón de una madre, cuando una madre deja de amar, no es culpa de la madre es porque el hijo no supo hacer ese lugarcito en el corazón de su mdre.

Fuerte el poema Rosana.

MUchos besos.

Ananda Nilayán dijo...

Una madre nunca deja de querer a un hijo. Si dejó de quererlo es porque jamás lo quiso.
Pobre del hijo que nunca fue amado por su madre.

Besos

MORGANA dijo...

Mi querida Rosana,sobran las palabras,por ello te envío mi cariño con todo el amor que pueda ofrecerte.
Te quiero.

Contrapunto dijo...

Hola Rosana, por muchos disgustos que nos den los hijos, por muchas decepciones que suframos, nunca se puede dejar de querer.
Aunque muchas veces hay que ponerse la coraza para no sentir ni padecer.
Un fuerte abrazo de otra madre, que te comprende.

Sneyder dijo...

Me cuesta entender como una madre puede dejar de querer a su hijo…
Quiero enviarte mi cariño, y que tu dolor y decepción se alivien.

Un fuerte abrazo

Taty Cascada dijo...

El amor de una madre no tiene límites terrenales, va más allá incluso de la muerte. Si una supuesta madre deja de querer a su hijo, es porque nunca le amó, así de simple. El verdadero amor es tan fuerte, que crece a modo de semilla que se inyecta en las venas, y desde allí libera gigantescas raíces que jamás dejen libre al corazón.
Besitos Rosana.

Monica 53 dijo...

Mi querida Rosana, no sé de que lado estás, ¿madre? - ¿hijo?
Conozco el sentimiento que nace cuando alguien mata el amor que sentís por él o ella, lo viví...
Pero nadie, nadie puede dejar de querer a un hijo y nadie, nadie puede dejar de querer a su madre, te lo aseguro.
¡Cuando dejás de querer, simplemente olvidás con el tiempo! No te acordás más de la persona que amaste y no lo hacés porque ya no te importa.
Rosana, se te lee tan triste a veces, otras tan desesperada, a veces nos contás que estás enferma y sabemos que la depresión te alcanza en muchas ocasiones.
Por esto sé, estoy segura que si sos la madre o el hijo no importa, no has dejado de querer, ni a tu madre, ni a tu hijo, sea cuál sea el caso.
Y ni tu madre, ni tu hijo han dejado de amarte, si fuera así.
Hay lazos que no se rompen nunca, son inevitablemente para y por siempre.
Hay situaciones difíciles, hay conflictos, desacuerdos, alejamiento, peleas, pena, tristeza por no sentirse amado, pero nunca, nunca hay desamor. No puede no haber amor si estás pendiente de tu madre o de tu hijo, haya pasado lo que haya pasado!
Siempre que mis hijos protestan por mi forma de ser o de decir las cosas, les contesto igual (sobre todo a Daniel que es el más conflictivo en relación conmigo)
"Voy a dejar de ser tu madre el día que vos te mueras, porque cuando yo me vaya, seguiré dentro de tu cabeza, no porque yo quiera, porque
casi todo lo que hay en ella o lo más importante, te lo enseñé o te lo dije yo"
Un beso grande y fuerte de mi parte, acá estoy para lo que quieras, solo mandame un mensaje por el mail que está debajo de mi blog y enseguida estoy con vos...

NIGHT ELF dijo...

Como madre que soy, me parace imposible que una madre deje de querer a su hijo. Muy intensa está entrada.

María dijo...

Yo sé que no podría dejar de querer a un hijo mío, pero me consta que hay quien no quiere a los suyos, no entiendo cómo pero lo hay.

Besosssssssssss (que te debo unos cuantos).

Alma Esther dijo...

No puedo creer que una madre deje de querer y la que lo hace no merece ser madre!

Espero y deseo de todo corazón que te encuentres bien mi querida Rosana..te envío un abrazote enorme dorecto a tu lindo y noble corazón..Dios te bendiga en donde quiera que te encuentres.

*Luna de Medianoche dijo...

Es imposible dejar de querer a un hijo eso no creo que sea madres
un beso cielo

Margari dijo...

¿Se puede dejar de querer a un hijo? Se podrán ver sus defectos, sus malas acciones... Pero no creo que se pueda dejar de quererlos. Muy duro este poema.
Besotes!!!

ReltiH ReltiH dijo...

DEBE SER ALGO MUY TRISTE Y AGÓNICO.
UN ABRAZO

Norma Ruiz dijo...

Rosana:
Sì el poema es ficciòn se lee triste, si es tu realidad recompone la relaciòn, el amor de una madre supera cualquier dolor¡
besos amiga
tqm

brujilla dijo...

Rosana,tu poema, gran tristeza
Cuando dejas de quere alguien
Dios sabe, las causas
Cuando me hablas de una madre
Sea un rechazo, por parte de ella
No es dejar de quererlo,rechazo
A veces las mentes, no estan bien
Sólo puedo decirte, mi querida amiga..Que tu poema es triste,doloroso....
Me has sorprendido...
Besos de mi querida...Rosana
Siempre, me pones a prueva...
luisa... siempre ********

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Cuando una madre deja de querer a un hijo, es que su psiquis está perturbada, y por desgracia hay muchas.
Te dejo mi ternura y te espero el jueves que doy el premio a los 1000 seguidores y deseo que conozcas a una gran poeta y mujer a la cual dedico mi poema
Sor. Cecilia

Kasioles dijo...

Todavía no entiendo como una madre puede dejar de querer a un hijo.
Las madres,siempre nos perdonan todo.
Pero de todo habrá en la viña del Señor!
El crecer sin el amor de una madre, tiene que ser tan triste, como el poema que nos has dejado hoy.
Abrazos te mando al corazón.
Kasioles

ALBORADA dijo...

Mi bella Rosana, te pudiera escribir tantas cosas...
Solo que un día juré que mis hijos no sufrirían lo que yo he sufrido y he vivido y vivo para ellos y por ellos. No permitas nunca el dolor se cobije en tu alma sensible, conviertelo en amor constante y las heridas en perdón, tienes un regalo de Dios maravilloso, la vida, mira el cielo azul, la magia de tus haditas y a los amigos que tanto te quieren.

Un abrazo muy apretado y no olvides, estoy aquí.

Daniel Eduardo Gómez dijo...

Cuando una madre
deja de querer a un hijo...
...por algunos años.
Hay casos de hasta toda una vida

Tamally maak

Gladys dijo...

Hay mi querida Rosana como duele este relato pero hay muchas madres amiga que no quieren a sus hijos por que los traen al mundo solo por descuido y por el placer del momento, es muy triste y doloroso para el hijo cuando se da cuenta de lo que significa pero cuando pasa el tiempo, te es totalmente indiferente, lo triste es que cuando esa madre esta desvalida por los años entonces acuden a los hijos para que las cuiden y si ese hijo aun la quiere tendrá que cargar con ese peso hasta el final
y arruinará su vida como me paso a mi, hablo por experiencia propia mi querida Rosana a mi todo lo malo que me a pasado en la vida a sido por cargar con los padres que jamás me quisieron, no te imaginas como me a llegado estas letras tuyas mi querida amiga, tu estás a tiempo aléjate de ellos, no caigas en su trampa.
Un abrazo gigante mi querida y tierna amiga te deseo lo mejor del mundo y ojala te liberes de esa pesadilla, besitos de luz feliz semana.

Scarlet2807 dijo...

Querida Rosana
Mi hadita caramelo, al igual que la zarzamora, me cuesta creer que una madre deje de querer a un hijo.
Y coincido con Mónica, se te lee muy triste, pero a mi no me extraña, si me ocurre igual y a veces ni se me lee, porque estoy "en blanco" y no puedo escribir.
¿Sabes que tendríamos que hacer?, o te vienes tú a Chile por unos días o voy yo y nos vamos de marcha, seguro se nos acaba la "depre" ¿ a que si?jajajajajajajaja
Besitos en el alma
Scarlet2807

Eduardo dijo...

Para quienes hemos tenido el amor incodicional de una madre nos resulta difícil asimilar que eso pueda pasar, pero la realidad es mil veces más cruda.
Yo nunca he dejado de extrañar a la mía, que en verdad nunca ha dejado de estar a mi lado.
Concuerdo con Alborada, no permitas que el dolor sea huésped vitalicio de ese maravilloso hotel que es tu corazón.
Recibe todo el abrazo con el cariño que sabes te tengo.

ArteDeAmar dijo...

No imagino eso.
Tengo dos hijos que son mi vida,cuando hemos tenido algún disgusto he llorado mucho y mi corazón se contrae, siento mas deseos de abrazarles y decirle cuanto los amo. No entra en mi mente el no amar a un hijo.
Besitos.

Pedro dijo...

Este es un poema de ciencia ficción.

Si te gusta mi mundo de letras, valora este blog